Alianza-por-Extremadura.jpeg

 

Badajoz, 21 de julio. Cruz Roja Española en Extremadura se ha adherido a la “Alianza por Extremadura” para contribuir como Institución a promover la empleabilidad y trabajar para retener el talento joven en la comunidad.

El presidente de Cruz Roja Española en Extremadura, Jesús Palo Tiburcio, ha firmado un convenio de adhesión a esta iniciativa promovida por la Universidad de Extremadura (UEx), su Consejo Social y la Fundación Universidad Social, junto al rector de la UEx, Antonio Hidalgo, y el presidente del Consejo Social de esta institución, Antonio Huertas.

En virtud de este convenio, Cruz Roja en Extremadura colaborará en las iniciativas que tengan como finalidad favorecer la empleabilidad de los extremeños y las extremeñas como palanca socioeconómica para la región y las oportunidades para sus jóvenes.

Así, desde la Institución se trabajará en el eje de actuaciones que contempla la Alianza relativo al programa de becas para potenciar la empleabilidad y la creación de puestos de trabajo con el objetivo último de retener en la comunidad el talento joven.

En este sentido, Palo Tiburcio ha recordado el compromiso de Cruz Roja en Extremadura con esta máxima, compromiso que se plasma en acciones que ya desarrolla como el Plan de Empleo que cada año ayuda a incorporar al mercado laboral a 400 personas.

El presidente de Cruz Roja Española en Extremadura ha explicado que también la Institución proporciona empleo a unos 100 docentes cada verano para poner en marcha los Espacios Educativos Saludables junto a más de 500 voluntarios y voluntarias de la Institución.

ALIANZA POR EXTREMADURA

La “Alianza por Extremadura” es una colaboración público-privada impulsada por el Consejo Social de la Universidad de Extremadura para movilizar a toda la sociedad, especialmente a los más jóvenes promoviendo oportunidades que pongan valor al enorme potencial de la región bajo el lema “Extremadura es futuro” y reconociendo la importante función social que cumple la UEx.

A207CEA7-46CD-41E7-A7F5-D7A989D7F833.jpeg

 Más de 360 efectivos han trabajado en terreno desde el pasado 10 de julio

La Institución ha movilizado 71 vehículos de diversa tipología y habilitado 900 plazas de albergue 

Badajoz, 19 de julio. Cruz Roja Española en Extremadura ha finalizado en la tarde de este martes, 19 de julio, sus operaciones de emergencia en las zonas afectas por los diversos incendios en Extremadura con el apoyo al retorno de las personas que fueron evacuadas de los municipios próximos a las llamas. 

Tras la vuelta a sus hogares de los vecinos y vecinas que pudieron hacerlo con medios propios también con el acompañamiento de efectivos de la Institución, Cruz Roja ha iniciado una segunda fase para facilitar el retorno de las personas mayores y dependientes que se encontraban en residencias de mayores. 

En esta operación han trabajado 28 voluntarios y voluntarias de la región, quienes han posibilitado la vuelta de medio centenar de personas mayores y dependientes que tuvieron que ser evacuados de las residencias ubicadas en la comarca cacereña de Las Hurdes y en la localidad de Romangordo. 

La Institución ha movilizado 12 ambulancias, 2 transportes adoptados y 2 vehículos de emergencias, además del propio autobús que ha fletado la propia Junta de Extremadura. 

DIEZ DÍAS DE INTENSO TRABAJO

Desde el pasado 10 de julio, cuando la Institución puso en marcha el primer operativo de emergencias para atender el incendio declarado en Las Hurdes, han trabajado en los diferentes incendios que han asolado el norte de la región un total de 366 voluntarios y voluntarias. 

Se han realizado 13 intervenciones sanitarias y 26 traslados en ambulancia. Además, la Institución ha habilitado 900 plazas de albergue y distribuido por el terreno 71 vehículos de distinto tipo para atender tanto a la población afectada por los incendios como a los y las profesionales que se dedican a las labores de extinción. 

 Once jefes de operaciones han coordinado en este tiempo los trabajos, labores que han incluido también el reparto de más de 6.500 raciones de avituallamiento. 

 

IMG_0036.JPG

La Institución ha desplegado más de 900 plazas de albergue y movilizado más de setenta vehículos 

Badajoz, 17 de julio. Un total de 306 efectivos de Cruz Roja Española en Extremadura han apoyado desde el pasado lunes, 11 de julio, las labores de extinción de los distintos incendios que afectan a la región. 

La Institución ha desplegado desde entonces más de 900 plazas de albergue en diferentes puntos de la comunidad y movilizado 71 vehículos de diversa tipología  (ambulancias, logísticos, de transporte, isotermos, 4x4, adaptados, camiones…) para atender también a la población evacuada de las poblaciones por la proximidad de los fuegos. 

ACTUALIZACIÓN DE ACCIONES 

En el incendio forestal que afecte a la comarca de las Hurdes trabajan en la actualidad 9 voluntarios y voluntarias y dos jefes de operaciones. La Institución mantiene en terreno una ambulancia 4x4, un vehículo 4x4, un vehículo de apoyo logístico y avituallamiento y dos vehículos de transporte adaptado. Además permanece operativo al albergue instalado en Montehermoso. 

En el fuego declarado en Casas de Miravete permanecen 8 voluntarios y voluntarias y un jefe de operaciones. En la zona se cuenta también con una ambulancia, un vehículo 4x4, un vehículo frigorífico de avituallamiento, un vehículo de apoyo logístico y avituallamiento y un vehículo de transporte de personal. De igual modo, se mantienen los dos albergues instalados en Almaraz y Navalmoral de la Mata.

Por otra parte, la Institución ha desplegado también un dispositivo de emergencia en Jerte tras el incendio declarado la pasado noche, operativo en el que trabajan 5 voluntarios y se ha desplegado una ambulancia 4x4 y un vehículo frigorífico de avituallamiento. 

Además de estas actuaciones, durante la pasada noche el voluntariado de Cruz Roja Española en Extremadura ha entregado 460 picnic de cena y 480 desayunos entre los tres indicios de manera simultánea. 

 

7A50FAFF-51D7-4CD5-AF08-650ECC109130.jpeg

El voluntariado de la Institución continúa trabajando en Ladrillar y se une al operativo de Torre de Don Miguel 

Badajoz, 16 de julio. Una treinta de efectivos de Cruz Roja Española en Extremadura apoya en estos momentos a la población y a los servicios de extinción del incendio declarado en la localidad cacereña de Casas de Miravete. 

El jefe de Operaciones de la Institución en la zona, Ángel Cano, ha informado de que en la madrugada de este sábado, 16 de julio, Cruz Roja en Extremadura fue activada a través del 112 para proceder a la evacuación de los municipios de Romangordo e Higuera de Albalat ante la situación del incendio. 

Se puso en marcha de inmediato un operativo compuesto por 7 ambulancias para el traslado de las personas dependientes residentes en la Residencia de Romangordo, dos vehículos de coordinación, un camión logístico, dos vehículos adaptados y un vehículo de apoyo, todo ello para facilitar los traslados a las residencias de Fernando Trigo de Villanueva de la Serena y Asistida de Cáceres y al albergue habilitado por la Institución en el Pabellón Molinillo de Navalmoral de la Mata. Éste último ha acogido a un centenar de personas y cuenta con la capacidad de aumentar su número de plazas en otras 300 si fuese necesario. 

Efectivos de la Institución trabajaron también durante la jornada anterior en la evacuación de los vecinos de Casas de Miravete y la puesta en servicio del albergue en Almaraz. 

INCENDIO LADRILLAR

El voluntariado de la Institución continúa operativo en el incendio que afecta a la Comarca de Las Hurdes. En el terreno permanecen voluntarios y coordinadores prestando labores de apoyo a los servicios de extinción y a la población de la zona. 

La institución tiene desplegados una ambulancia, transporte adaptado, vehículos 4x4 y de transporte y un equipo de avituallamiento, entre otros recursos. 

TORRE DE DON MIGUEL Y PANIGUA 

Por otro lado, en el incendio forestal de Torre de Don Miguel se ha movilizado una ambulancia 4x4 y un equipo logístico de la Institución para apoyar las labores de extinción y a la población en la zona. 

En en fuego de Santa Cruz de Paniagua se mantiene el servicio de avituallamiento por si fuese necesario. 

 

CR-Hurdes.jpg

 

Badajoz, 13 de julio. Cruz Roja Española en Extremadura mantiene sus dispositivos de emergencia para apoyar a la población afectada por el incendio declarado el pasado lunes en la comarca cacereña de Las Hurdes y a los profesionales que se encargan de la extinción del mismo.

El director de Emergencias de la Institución en la comunidad, Víctor Domínguez, ha explicado este miércoles, 13 de julio, que el despliegue se mantendrá mientras el nivel de alerta continúe activo.

Hasta el momento un total de 117 efectivos de Cruz Roja en trabajado en terreno, tanto para apoyar a la población evacuada como a los profesionales que trabajan en las labores de extinción del fuego.

La Institución ha desplegado dos albergues provisionales, uno ubicado en Montehermoso con capacidad para 160 personas y otro en Coria con 200 plazas. Además, mantiene un retén con otras 180 camas disponibles por si fueran necesarias.

Domínguez ha detallado que se ha atendido ya en el albergue de Montehermoso a 42 personas y se ha facilitado también la derivación de personas vulnerables que requieren una atención más adaptada a residencias de mayores de la zona. Los efectivos de la Institución garantizan la atención a quienes se han visto obligado a abandonar sus casas junto con otros profesionales como psicólogos.

Además, en la zona se mantiene dos ambulancias y un vehículo de transporte adaptado por si fuesen necesario su uso ante nuevas evacuaciones, así como el personal de apoyo para atender toda la población.

Por otra parte, los efectivos de la Institución mantienen también la cobertura sanitaria en terreno de operaciones a través de ambulancias de soporte vital básico 4x4. Domínguez ha explicado que desde el lunes se han realizado tres intervenciones de carácter sanitario, todas de carácter leve.

Junto a estas tareas, Cruz Roja ha proporcionado avituallamiento al personal de extinción, así como a quienes trabajan en la zona estos días. En total se han entregado ya más de 2000 raciones de comida.

Pobreza-energtica.jpg

 

Badajoz, 22 de junio. El 75 por ciento de las familias atendidas por Cruz Roja Española afirma no poder mantener su vivienda a una temperatura adecuada, según se desprende del análisis de los proyectos que la Institución ha llevado a cabo para luchar contra la pobreza energética en 2021.

La Institución prevé que la subida de los precios de los suministros energéticos provocará un posible incremento de la pobreza energética en los hogares.

De acuerdo con los datos de este estudio, en la zona Continental, donde se enmarca Extremadura, el porcentaje de personas que la Institución atiende y que no pueden mantener su vivienda a una temperatura adecuada asciende al 76 por ciento. En esta área territorial, el 40 por ciento afirma tener problemas en el frigorífico, el 77 por ciento cuenta con iluminación mayoritaria distinta de Led, el 85 por ciento de las familias no entienden completamente la factura de la luz y el 64 por ciento de quienes tienen derecho a bono social no lo perciben.

El ahorro potencial medio por familia atendida por Cruz Roja detectado es de 178 euros al año, correspondiente a un 24 por ciento de su factura. Esta cifra se debe al alto número de familias con derecho al bono social que no lo están percibiendo, que alcanza el 69 por ciento, o a contratos no optimizados (17 por ciento). La automatización en la concesión del bono social por criterios de renta, reivindicación de muchas entidades sociales, acabaría en parte con esta situación.

Ambos factores, por ser tecnologías obsoletas y en mal estado, repercuten directamente en el consumo de las familias. A estas vulnerabilidades también se les suman las humedades en las viviendas, infiltraciones de aire en puertas y ventanas o la falta de agua caliente.

Para hacer frente a esta situación, desde Cruz Roja Española se ha puesto en marcha una acción para entregar de kits de eficiencia energética y rehabilitación. Su finalidad es la reducción del consumo y la mejora del confort de los hogares.

Estos kits están compuestos por diferentes materiales como programadores, burletes para puertas y ventanas, bombillas y fluorescentes tipo LED, ahorradores de caudal de agua o reflectores térmicos para radiadores, entre otros.

En Extremadura se han entregado desde el pasado mes de enero un total de 120 a familias de la región que se encuentran en situación de especial vulnerabilidad.

Da-Personas-Refugiadas-CR.jpg

 

Badajoz, 17 de junio. Cruz Roja en Extremadura recuerda en el Día Internacional de las Personas Refugiadas la necesidad de que los diferentes países cumplan la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados adoptado en Ginebra en 1951.

Con motivo de esta efeméride, la Institución llevará a cabo el próximo lunes, 20 de junio, diferentes actividades en Badajoz con las que favorecer un espacio de convivencia donde participarán también personas refugiadas residentes en la comunidad.

Así, desde las 10:30 y hasta las 13:00 horas se desarrollarán diferentes talleres, actividades, juegos y exposiciones en la Plaza de San Francisco de la ciudad pacense, un lugar en el que quienes participen tendrán la ocasión de escuchar testimonios de personas como Modibo S.

Modibo dejó su país, Mali, para huir de la guerra. Forma parte del Programa de Atención a Personas Refugiadas, Solicitantes de Asilo e Inmigrantes que Cruz Roja desarrolla en Badajoz. “En Mali estábamos viviendo con miedo, te podían matar. Pude salir, pero mucha gente no puede hacerlo”, señala este ciudadano maliense que destaca la ayuda que ha recibido de los trabajadores y trabajadoras y el voluntariado de la Institución.

Apoyo que también destaca ChijiokeJohn. Dejó Nigeria hace tres años y con ayuda de Cruz Roja ha rehecho su vida en la comunidad. “Allí la vida no importa, te matan como si fueras un animal. Cruz Roja ha sido como una madre, no sé dónde estaría si no fuese por ella”, destaca ChijiokeJohn, quien, como Modibo, tuvo que dejar a su familia en su país.

 RECURSOS

Desde el Programa de Atención a Personas Refugiadas, Solicitantes de Asilo e Inmigrantes de Cruz Roja en Extremadura se les presta una atención integral. “Son asesorados en temas jurídicos relacionados con sus solicitudes de protección internacional y reciben también apoyo a través de psicólogos, educadores y trabajadores sociales”, destaca Granada Fernández, abogada del programa en Badajoz.

El programa de acogida consta de varias fases que cubren desde la primera atención hasta la fase de preparación para la autonomía, con una duración de 18 a 24 meses. Durante este tiempo, se presta una atención integral e individualizada que incluye, entre otros, la primera acogida, la acogida temporal, la asistencia legal y psicológica, el aprendizaje del idioma, la traducción o la interpretación.

En Extremadura María Eugenia Antúnez es quien coordinada el área del aprendizaje del idioma, un departamento de extraordinaria valía que les permite a las personas no hispanohablantes conocer el lenguaje.

“Es esencial para que puedan gestionar su documentación, buscar empleo o vivienda, acudir a una cita médica… Y es que el lenguaje es una barrera real”, apunta Antúnez, quien valora el papel clave que desempeña en esta área el voluntariado de Cruz Roja.

Antúnez destaca las capacidades y habilidades de personas como Modibo y Chijioke, quienes colaboran en cuanto se les propone y ayudan a otras personas que se encuentran en la situación que ellos ya han pasado.

“Todos coinciden, no saldrían de sus países si no fuese por los conflictos que hay”, manifiesta, al tiempo que recuerda que deben afrontar pérdidas y un duelo migratorio que incluye además situaciones de discriminación en muchos de los países por los que han transitado antes.

“No tenía nadie aquí. Ni familia, ni amigos… nada. Solo estaba Cruz Roja”, señala una persona refugiada procedente de Georgia que reside en Badajoz y que prefiere ocultar su identidad por miedo tras dejar su vida, su carrera y su hogar en su país de origen.

Como a ellos, Cruz Roja atiende en Extremadura en su centro en Badajoz a 42 personas.

 UCRANIA

A este recurso habitual de la Institución se ha sumado este año la puesta en marcha de un albergue en Olivenza para atender a las personas refugiadas procedentes de Ucrania. En la actualidad residen en él 25 personas.

Además, la Institución habilitó el pasado 5 de marzo un dispositivo especial conformado por voluntarios y voluntarias, en coordinación con la Delegación del Gobierno en Extremadura, para garantizar y prestar ayuda humanitaria a las personas en tránsito en la región que han salido de Ucrania y se dirigen a Portugal para continuar su viaje con destinos a otros países. Desde entonces se ha atendido a 2098 personas.

A esta acción se sumó la habilitación del Albergue de El Revellín en Badajoz, cedido por el consistorio del municipio pacense, para acoger a quienes necesitasen pernoctar para continuar posteriormente su viaje.

Junto al Programa de Atención a Personas Refugiadas, Solicitantes de Asilo e Inmigrantes, la Institución también gestiona en la región un servicio de Restablecimiento del Contacto Familiar, una acción que posibilita que quienes han emprendido un proceso migratorio puedan volver a restablecer el contacto con sus familiares.

CR-San-Juan.jpg

 

Badajoz, 17 de junio. Cruz Roja en Extremadura ha desplegado estos días un dispositivo especial en diversas localidades de la región con motivo de las Fiestas de San Juan.

Más de 150 efectivos de la Institución y numerosas unidades asistenciales y logísticas estarán operativas durante los últimos días del mes de junio para dar cobertura a los eventos relacionados con la festividad de San Juan ante la previsión de una afluencia masiva de personas.

En la localidad cacereña de Coria se habilitará un dispositivo especial del 23 al 29 de junio en coordinación con el Ayuntamiento de la ciudad para apoyar el desarrollo de sus festejos taurinos, así como los conciertos y fiestas durante las jornadas nocturnas. Hasta cuatro unidades y diversos puntos de atención serán distribuidos por la población para dar cobertura a todos los actos programados.

También en Plasencia, Fuentes de León, Puebla de la Calzado y otras muchas localidades extremeñas se prestará cobertura sanitaria a una treintena de eventos.

SAN JUAN EN BADAJOZ

El de Badajoz será el dispositivo más importante y con mayor numero de efectivos. Este se desarrollará desde el viernes 17 de junio hasta la mañana del domingo 26.

Para ello, Cruz Roja ha instalado en el Recinto Ferial de Caya un puesto médico que estará operativo todas las noches, contando en el mismo con diversos espacios de asistencia para patologías de distinta gravedad.

Este servicio será complementado con la presencia en el recinto ferial de varias unidades asistenciales y vehículos de intervención rápida, especialmente en las jornadas de mayor afluencia de público, jornadas en las que la Institución contará con más de 30 efectivos entre personal médico, de enfermería, técnico y logístico.

También los conciertos del auditorio contarán con un dispositivo específico, despliegue que se complementará la noche del 23 de junio con varias unidades en el entorno del Río Guadiana por el espectáculo de fuegos artificiales.

Este operativo sanitario está coordinado con el Ayuntamiento de Badajoz y el 112 de Extremadura a través del Centro Móvil de Operaciones que la Institución tiene desplegado en el recinto ferial hasta la finalización del dispositivo.

También se contará con un sistema de identificación para menores a través de pulseras que cualquier persona podrá solicitar de manera gratuita a las unidades presentes en el recinto ferial.

Jornadas.jpg

 

Badajoz, 9 de junio. El presidente provincial de Cruz Roja Española en Badajoz, Alfonso Méndez, ha recordado este jueves, 9 de junio, que la violencia de género no es un asunto privado ni individual, al tiempo que ha instado a la sociedad en su conjunto a ofrecer una respuesta compartida a esta lacra.

Méndez ha realizado estas declaraciones en el transcurso de la inauguración de la jornada “Infancia y Adolescencia. Víctimas de Violencia de Género”, una actividad que se ha desarrollado en Badajoz en el marco del Proyecto “Mariposas” que la Institución lleva a cabo en colaboración con la Diputación de Badajoz.

Así, ha indicado que la violencia de género es una vulneración de los derechos humanos y ha explicado que la labor de Cruz Roja es apoyar y acompañar a las mujeres víctimas y a sus hijos e hijas, un trabajo que se realiza de manera transversal desde diferentes áreas de la Institución.

 ATENCIÓN POR PARTE DE CRUZ ROJA

Las mujeres víctimas de violencia de género atendidas por la Institución han sufrido distintas formas de violencia. Así el 87 por ciento ha sufrido violencia física, el 61,7 por ciento violencia sexual, el 96,7 por ciento violencia psicológica y el 70 por ciento control de la economía doméstica.

Además, el 67 por ciento de los hijos e hijas de las mujeres atendidas han sufrido algún episodio de violencia y más del 23 por ciento padece estrés postraumático. Para contribuir a proteger y mejorar el bienestar de los hijos e hijas, la Institución puso en marcha, de la mano de la Diputación de Badajoz, el Proyecto “Mariposas”.

Este permite ofrecer una atención individualizada en diferentes ámbitos para que puedan reforzar sus capacidades, bienestar y desarrollo personal. El equipo está formado por dos educadoras sociales que cuentan con el apoyo del voluntariado de la Institución en las asambleas comarcales de la provincia de Badajoz.

De las personas atendidas por la Institución, la mayoría considera que para superar la violencia sufrida un requisito es mejorar su situación económica, así como mejorar su autoestima y estabilizar su situación de vivienda. Cabe recordar que el riesgo de pobreza alcanza al 84 por ciento de ellas.

Para facilitar su recuperación, la Institución realiza acciones para la prevención y recuperación a través del Servicio ATENPRO, herramienta que se basa en la utilización de telefonía móvil y tele-localización para facilitar una atención inmediata y a distancia. De igual modo, Cruz Roja lleva a cabo acciones de sensibilización.

 JORNADAS

La jornada formativa “Infancia y Adolescencia. Víctimas de Violencia de Género”, en la que han participado unas 180 personas, cuentan con un certificado de aprovechamiento y en ellas han participado profesionales de diferentes ámbitos de actuación frente a la violencia de género en la infancia y la adolescencia.

En este sentido, el coordinador de Cruz Roja en Extremadura, José Aurelio González, ha indicado que con este proyecto la Institución pone el foco en las necesidades de los niños, niñas y adolescentes para sacar a la luz, a través de sus propios discursos, todas las dimensiones de este grave problema social.

“Hablan en primera persona y deben ser escuchados activamente para poner en marcha la agenda social de esta realidad hasta consolidar propuestas legislativas e institucionales que protejan sus derechos vulnerados”, ha apuntado González, quien ha recordado que esta iniciativa se enmara en los esfuerzos de Cruz Roja para hacer realidad la Ley de Protección Integral a la Infancia y la Adolescencia Frente a la Violencia de Género que entró en vigor el pasado mes de junio.

Además, durante su celebración se ha inaugurado la exposición “Crecer con miedo” de la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres, una muestra que estará expuesta hasta el próximo 17 de junio en la Residencia Universitaria Hernán Cortés.