Una treintena de voluntarios de Cruz Roja ha participado en el dispositivo de extinción del incendio de la central frutícola de Calamonte

Badajoz, 27 de agosto. Un total de 27 voluntarios y voluntarias de Cruz Roja en Extremadura han participado en el dispositivo de extinción del incendio declarado en la jornada de este pasado jueves, 26 de agosto, en la central frutícola “El Escobar”, ubicada en el término municipal de la localidad pacense de Calamonte.

Ha instancias del Centro Coordinador de Urgencias y Emergencias 112 de Extremadura la Institución ha habilitado desde las 18:00 horas del jueves un dispositivo para garantizar el avituallamiento y la cobertura sanitaria de los profesionales que participan en la extinción de este fuego que obligó a activar el Plan de Protección Civil de Extremadura (Platercaex) debido al riesgo existente para la población y las edificaciones aisladas cercanas al incendio.

Con la desactivación del Platercaex, este viernes entorno a las 14:00 horas, Cruz Roja en Extremadura ha replegado los diferentes recursos movilizados, así como al voluntariado.

RECURSOS MOVILIZADOS

El presidente de Cruz Roja en Extremadura, Jesús Palo Tiburcio, ha agradecido el trabajo realizado por el voluntariado de la Institución durante estas dos intensas jornadas.

En el dispositivo han participado voluntarios y voluntarias de las Asambleas Locales de Almendralejo, Badajoz, Jerez de los Caballeros, Mérida, Montijo y Fregenal de la Sierra.

Durante la jornada del viernes la Institución desplegó en la zona dos ambulancias de Soporte Vital Básico (SVB), una ambulancia de Soporte Vital Avanzando (SVA), 2 vehículos de coordinación, un furgón de avituallamiento, 2 vehículos de intervención rápida y otro más adaptado. En el transcurso de la noche se han mantenido en el terreno la ambulancia de SVB, un vehículo de intervención rápida, el equipo de avituallamiento y otro vehículo más de coordinación, equipamiento que ha seguido operativo durante este viernes.

El coordinador de la Unidad de Emergencias de Cruz Roja en Extremadura, Víctor Gallego, ha indicado que en este tiempo el equipo de avituallamiento han dispensado 80 cenas, 30 desayunos y otras tantas comidas a los profesionales que participan en la extinción del fuego. Además, los sanitarios de la Institución presentes en el dispositivo han atendido a cinco personas, tres de ellas bomberos, por diversas dolencias, todas ellas de carácter leve y sin necesidad de traslado hospitalario.