Da-Mundial-Personas-Refugiadas.jpg

Cruz Roja en Extremadura conmemora el Día de las Personas Refugiadas recordando la aportación que realizan a las sociedades que las acogen

 

El voluntariado de la Institución ha desarrollado actividades bajo el lema “Los refugiados suman”

Badajoz, 19 de junio. Cruz Roja Española en Extremadura se suma este domingo, 20 de junio, a la conmemoración del Día Mundial de las Personas Refugiadas, una efeméride en la que recuerda la aportación que estas personas realizan a las sociedades que las acogen.

La Asamblea General de las Naciones Unidas estableció en el año 2000 el 20 de junio como Día Mundial de las Personas Refugiadas. Más de veinte años después, lejos de ser un motivo de celebración, este aniversario recuerda que la situación de los refugiados sigue siendo tanto o más delicada que a principios de siglo, y la atención e integración de estas personas es más urgente que nunca. En el año 2020 había más de 79,5 millones de refugiados en el mundo, y este año se superará la barrera de los ochenta millones.

Bajo el lema “Los refugiados suman”, la Institución en Extremadura ha desarrollado a lo largo de esta semana diferentes actividades en sus centros en la región para ensalzar la importante aportación que las personas refugiadas realizan en las comunidades que las acogen y les ofrecen oportunidades y apoyo.

Así, el voluntariado del área de Aprendizaje del Idioma ha puesto en marcha la actividad “Célebres Refugiados”, una iniciativa en la que se ha visualizado la labor de personas refugiadas que a lo largo de la historia han trabajado para el avance y el proceso de la sociedad. De este modo, se ha recordado la vida y trayectoria de científicos como Albert Einstein u Özlem Türeci, deportistas como Dikembe Mutombo o Martina Navratilova, actrices como Marlene Dietrich y cantantes como Miriam Bakeba o Freddy Mercury.

Un total de 14 personas solicitantes de asilo en la región han participado en esta acción que se ha desarrollado en Extremadura en la que han podido narrar sus experiencias y contar de qué manera pueden ellos aportar a la sociedad extremeña.

EXPERIENCIAS

Julius, que dejó Camerún para salvar su vida, ha explicado que su sueño es trabajar en España y ayudar a otros jóvenes en su misma situación a encontrar trabajo y proporcionarles apoyo para que puedan mantener la esperanza. Housseini, agricultor de origen mauritano, ha considerado que su experiencia en el cultivo de patata, maíz y otros cereales de forma tradicional podría contribuir a los nuevos modelos de consumo relacionados con la agricultura de proximidad y respetuosos con la tierra y el entorno.

Por su parte, Harouna, un maliense que trabajaba en el sector de la construcción en su país, ha apuntado que le gustaría formarse en España en nuevas técnicas de edificación para posteriormente trasladar sus conocimientos en suelos y cimentaciones a la diversificación de este sector profesional.

Para Natjed, mujer marroquí de 50 años víctima de violencia de género, su antiguo trabajo en fábricas textiles y la formación recibida como administrativa podrían animarla a poner en marcha su propia empresa y crear puestos de trabajo. Mohamed, procedente de Mali y deportista profesional, confía en ayudar a los niños y niñas que quieran dedicarse a esta disciplina y Medhi, de Marruecos y pescador, espera compartir su experiencia en artes tradicionales de pesca en zonas costeras.

MÁS DE 30 AÑOS DE ATENCIÓN

Cruz Roja Española cuenta con una experiencia de más de 30 años en el ámbito de las migraciones. En coherencia con su mandato humanitario, esta labor se orienta hacia las personas y colectivos en situación de mayor vulnerabilidad. De este modo, las líneas de intervención abarcan la respuesta humanitaria, la protección, el apoyo y la integración y la defensa de las personas inmigrantes, refugiadas y desplazadas.

En 2020 la Institución ha atendido en España a de 30.351 personas refugiadas, de las cuales 14.312 eran mujeres. En Extremadura la Institución atiende en la actualidad a 71 personas. El programa consta de varias fases que cubren desde la primera acogida hasta la fase de preparación para la autonomía, con una duración de 18 a 24 meses. Durante ese tiempo, se presta una atención integral e individualizada que incluye, entre otros, los siguientes servicios: primera acogida, acogida temporal, asistencia legal y psicológica, aprendizaje del idioma y traducción e interpretación. Además, ofrece servicios de primera acogida a solicitantes de protección internacional en frontera, tanto en los aeropuertos de Adolfo Suarez Madrid Barajas como en El Prat de Barcelona, así como atención psicosocial en el puesto fronterizo de Beni Enzar.

Cruz Roja desarrolla buena parte de sus actuaciones a través diferentes convenios suscritos con la Secretaría de Estado de Migraciones, dependiente del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones del Gobierno de España y en colaboración con las administraciones públicas de ámbito estatal, regional y local. En materia de sensibilización, también trabaja en el marco del Programa Nacional del Fondo de Asilo Migración e Integración (FAMI), gestionado conjuntamente por la Comisión Europea y los Estados Miembros. En materia de empleo, se colabora también con el Fondo Social Europeo (FSE).

Además de prestar asistencia y atención social a las personas migrantes y refugiadas todo el territorio, cuenta con el portal www.migrar.org que proporciona un servicio de asesoría legal gratuita online sobre cuestiones migratorias.