Cruz Roja en Extremadura distribuirá casi 425.000 kilos de alimentos entre más de 24.000 ciudadanos de la región

Badajoz, 18 de junio. Cruz Roja Española en Extremadura distribuirá un total de 424.406 kilogramos de alimentos entre 24.222 ciudadanos de la región en el marco de la primera fase del Programa de Ayuda Alimentaria 2020, una acción cofinanciada al 85 por ciento por el Fondo de Ayuda Europea para Personas más Desfavorecidas (FEAD) y en un 15 por ciento por fondos del Estado.

En la región serán un total de 129 las entidades que colaboren para distribuir los alimentos a través de 31 Asambleas Locales de Cruz Roja Española en Extremadura.

En todo el país, la Institución repartirá 11,5 millones de kilos de alimentos entre personas en situación de vulnerabilidad. En esta primera fase del Programa se prevé que Cruz Roja Española trabaje con más de 2.400 entidades para distribuir alimentos entre más de 735.500 personas.

La distribución se lleva a cabo de manera conjunta con la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL), un 50 por ciento cada organización. Desde los centros de almacenamiento de las dos organizaciones se distribuirá a más de 5.600 organizaciones asociadas, que los harán llegar a las personas más desfavorecidas, de manera que éstas puedan preparar fácilmente una comida completa para una persona o para una familia con varios miembros, incluidos bebés.

MAYOR ATENCIÓN

A nivel estatal, se ha producido un incremento del 20 por ciento del número de personas que solicitan ayuda alimentaria debido a la crisis sanitaria, social y económica provocada por la pandemia covid-19. Ello supone que entre las dos instituciones se va a atender a más de 1.464.000 personas.

Los alimentos son de carácter básico, no perecederos, de fácil transporte y almacenamiento. La “cesta de alimentos” de este año tendrá los siguientes productos: alubias cocidas, pasta alimenticia macarrón, macedonia de verduras en conserva, fruta en conserva, atún y sardinas en conservas, conserva de cerdo (magro), batidos de chocolate, arroz blanco, leche UHT, tomate frito, galletas, tarritos infantiles de fruta y de pollo, y aceite de oliva.

PROGRAMA FEAD DURANTE EL ESTADO DE ALARMA

El pasado 21 de mayo concluyó la tercera fase del programa de ayuda alimentaria 2019, fase que se desarrolló en pleno estado de alarma por la emergencia sanitaria COVID-19. Por este motivo, Cruz Roja tuvo que adaptar los repartos a las personas beneficiarias y poner en marcha en todos sus centros las medidas de seguridad e higiene comunicadas por el Ministerio de Sanidad.

Las Organizaciones de Reparto (OAR) han tenido diferentes dificultades para hacer llegar los alimentos a las personas beneficiarias. Entre los principales problemas cabe destacar que los miembros de las organizaciones pertenecen principalmente al colectivo de riesgo de las personas mayores, no disponían de Equipos de Protección Individual, ni tenían posibilidades para llevar a cabo los repartos asegurando las medidas de seguridad e higiene. Aproximadamente el 38 por ciento de las prganizaciones de reparto tenían dificultades para repartir los alimentos de la tercera fase del programa FEAD.

Ante esta situación, Cruz Roja, a petición del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), desarrolló un plan de apoyo para todas las organizaciones que no podían asumir estos repartos y se les apoyó tanto en los aspectos relacionados con la logística, el transporte, la preparación de lotes de alimentos y el reparto en los domicilios de las personas beneficiarias.

La principal novedad ha sido la adaptación de las entregas ya que, mayoritariamente se han realizado en los domicilios de las personas beneficiarias.

CRUZ ROJA RESPONDE

Las consecuencias económicas, sociales y laborales que ha acarreado la crisis sanitaria han llevado a que Cruz Roja desplegara el plan “Cruz roja Responde” para dar respuesta a las necesidades emergentes, ampliando y adaptando la actividad ordinaria de la Institución para hacer llegar más repuestas a más personas, de la manera más ágil y eficaz posible en estas circunstancias.

Las ayudas para alimentación, además a través del programa FEAD, se han materializado a través de entregas de productos como “cestas de alimentación” y productos de higiene.

Una parte importante de estas intervenciones han sido posibles gracias a las donaciones que han realizado muchas empresas y también a la colaboración y coordinación con administraciones públicas.

Pero más allá de esta cooperación, el plan “Cruz Roja Responde” se ha podido materializar gracias a la labor y esfuerzo realizado por el voluntariado de la Institución en toda España.