Más de 36.700 extremeños han sido atendidos por Cruz Roja en este mes de estado de alarma gracias a 900 voluntarios

Badajoz, 16 de abril. Más de 36.700 ciudadanos de la región han sido atendidos por Cruz Roja en Extremadura desde el pasado 16 de marzo gracias a la labor de 900 voluntarios y voluntarias de la Institución que han realizado todo tipo de acciones para preservar la dignidad de las personas que peor lo están pasando debido a la crisis sanitaria y social provocada por el COVID-19.

Las actuaciones se enmarcan en el plan “Cruz Roja Responde” puesto en marcha por la Institución para garantizar los derechos de toda la ciudadanía, especialmente la más vulnerable, y se ejecutan en coordinación con las administraciones autonómicas y nacionales que gestionan esta emergencia.

“Volvemos a repetir lo mismo que hicimos en la anterior crisis económica, facilitar la vida a todos los extremeños. Cruz Roja Española está y seguirá estando. Siempre habrá alguien detrás de alguna puerta con un chaleco rojo que prestará su ayuda cuando en otros sitios no la den”, según explica el presidente de la Institución en la región, Jesús Palo Tiburcio.

ÁREA SOCIAL

En el ámbito social, en la última semana la Institución en Extremadura ha puesto en marcha un nuevo programa para dotar de cestas de alimentación e higiene a un total de 2.756 familias de la región, hogares con más de un miembro, por lo que el número total de beneficiarios es mayor de 36.700.

Palo Tiburcio indica que en una situación de emergencia sanitaria como la actual es preciso anticiparse a lo que puede suceder. “Eso nos hizo adelantarnos y ponernos a distribuir kits de alimentación básica a través de las distintas demandas que nos empezaban a llegar a nuestras asambleas locales y nuestros medios de recepción de llamadas”, manifiesta. En estos momentos, Cruz Roja en Extremadura cuenta con dos centros de operaciones y 9 centros de contacto. En el apartado logístico, con 125 unidades de respuesta social, 3 camiones y 2 vehículos isotérmicos.

Esta acción que se suma al reparto iniciado el 16 de marzo en colaboración con la Junta de Extremadura de kits comida y cena a 1.513 menores de la comunidad cuyas familias se encuentran en situaciones de dificultad. Además, por parte de Cruz Roja Juventud se ha elaborado y facilitado a las familias material educativo para hacer más llevadero el confinamiento a los más pequeños.

En este tiempo, Cruz Roja en Extremadura ha garantizado también el reparto de comida del programa “Alimentos Solidarios” a 16.247 personas y ha atendido a 150 personas sin hogar facilitándoles ropa de cama, cama y productos de higiene personal, prestando apoyo logístico para la habilitación de los albergues provisionales de Badajoz, Don Benito y Cáceres.

Durante este mes de estado de alarma, se han atendido las consultas de más de 3.800 personas, dudas o demandas relacionadas con distintos ámbitos como la salud o la prevención, además de información de índole social.

De igual modo, se ha ofrecido a la ciudadanía formación abierta y gratuita sobre el COVID-19, así como relacionada con el apoyo psicosocial y primeros auxilios.

PERSONAS MAYORES

La Institución en Extremadura ha reforzado su servicio de Teleasistencia para atender a 11.136 personas, asegurar que conocen las pautas sanitarias de prevención, comprobar cómo se encuentran y facilitar apoyo psicológico y social. Durante este mes ha facilitado alimentación diaria a 58 personas mayores y los voluntarios han prestado ayuda a 343 de personas mayores en tareas como la adquisición de medicamentos, información telefónica, movilización a centros sanitarios o realización de diversos trámites y gestiones para evitar que salgan de su domicilio.

En este sentido, el presidente de Cruz Roja en la región destaca la gran labor del voluntariado y también de los presidentes de las distintas asambleas locales de la Institución. “Están consiguiendo que las personas que necesitan algún tipo de ayuda y que las instituciones sepan que a la hora de la verdad Cruz Roja Española en Extremadura responde desde primera hora”, apunta Palo Tiburcio.

ÁREA SANITARIA

En el área sanitaria se cuenta con 25 ambulancias, vehículos con los que se han atendido a 247 personas en colaboración con el Servicio Extremeño de Salud. También se ha dotado de material para el refuerzo de infraestructuras médicas con el suministro de Equipos de Protección Individual (EPI) a Arroyo de la Luz y el Área de Salud de Don Benito-Villanueva de la Serena.

Cruz Roja en Extremadura ha entregado también lencería hospitalaria para el Hospital Virgen de la Montaña de Cáceres a petición de la Junta de Extremadura y ha facilitado 45.000 litros de agua, donados por la empresa Nestlé, a centros sanitarios de la comunidad.

Además, psicólogos del Equipo de Respuesta Inmediata en Emergencias (ERIE) han atendido a 14 personas, profesionales que prestan asistencia psicosocial a personas afectadas por el virus o que intervienen en la lucha contra la pandemia.

La Institución ha facilitado también la medicación hospitalaria a 501 pacientes oncológicos o crónicos para evitar que se desplazaran de sus hogares y ha colaborado en el reparto de 2.000 mascarillas para las personas que este pasado lunes volvieron al trabajo.

AGRADECIMIENTO

El presidente de Cruz Roja en Extremadura agradece la solidaridad de la sociedad extremeña y afirma que en este tiempo se han recibido cerca de 1.000 peticiones para incorporarse al voluntariado de la Institución, al tiempo que ha destacado las colaboraciones, tanto monetarias como materiales, que está recibiendo Cruz Roja tanto de personas como de empresas de la comunidad.

“Las empresas están con los extremeños, participan por y para los ciudadanos y gracias también a ellas estamos llegando a todos los puntos de la geografía extremeña”, asegura Palo Tiburcio, quien explica que las colaboraciones son de todo tipo, desde hidrogeles, vehículos, cajas, cintas de transporte, limpieza de vehículos o café para los voluntarios que día a día trabajan para garantizar las necesidades básicas de todas las personas.

El máximo responsable de la Institución en la región destaca que es el voluntariado el que con su esfuerzo hace que los alimentos o los productos de higiene lleguen a todos los municipios, un esfuerzo al que cada día, además, le ponen una sonrisa y que ven recompensado con los aplausos que les brinda la ciudadanía.

“Ese aplauso o esa sonrisa que hacen nuestros vecinos a cualquiera de nuestros voluntarios es la mayor de las recompensas. Nos hace pensar que estamos haciendo una gran labor, un buen trabajo para, como siempre, estar cada vez más cerca de las personas”, concluye.

Escucha el balance que ha realizado el presidente de Cruz Roja en Extremadura, Jesús Palo Tiburcio, pinchando aquí.