Cartel-I-Ruta-Urbana-Mariposas_page-0001.jpg

Cruz Roja en Extremadura organiza la Ruta Urbana Mariposas para actuar frente a la negación de la existencia de violencia contra las mujeres

Badajoz, 22 de noviembre. Cruz Roja Española en Extremadura ha organizado la primera Ruta Urbana Mariposas, una actividad con la que la Institución se suma a los actos conmemorativos del Día internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y con la que se une a las acciones frente a quienes niegan la existencia de violencia contra las mujeres.

Esta primera ruta se enmarca dentro del proyecto “Mariposas: autoexpresión, empoderamiento y ocio y tiempo libre destinado a las hijas e hijos de mujeres víctimas de violencia de género”, acción que Cruz Roja en Extremadura desarrolla en colaboración con la Diputación de Badajoz.

Esta ruta persigue también evidenciar el rechazo hacia la lacra social que supone la violencia de género. La misma constará de un circuito circular de 4 kilómetros con salida y llegada al Parque del Guadiana de la ciudad de Badajoz. Al inicio de la misma se ofrecerá avituallamiento y, además, un regalo a las primeras 300 inscripciones. Éstas se pueden realizar a través del siguiente enlace: https://forms.office.com/Pages/ResponsePage.aspx?id=-QiRdbPNBEu5dj6bPZrQvohgSYZ32IBHs5G4ijWNdtlUMzRPU1FJN0cwOTlXUFozNzFSM1ExNVFNRi4u .

El proyecto “Mariposas” busca incidir en la protección y mejora del bienestar de las hijas y los hijos de mujeres víctimas de violencia de género, complementando y apoyando la atención recibida por sus madres desde los distintos recursos públicos y privados.

Además, ofrece atención individualizada a los participantes en aspectos educativos, relacionales, emocionales, sociales y lúdicos y fomenta la creación de espacios y actividades que refuercen todas sus capacidades, su bienestar y su desarrollo personal.

NO DESVÍES LA MIRADA

Esta actividad se suma a las programadas por Cruz Roja Española Juventud en el marco de la campaña “No desvíes la mirada”, una iniciativa que busca incidir en la necesidad de educar a los y las jóvenes en temas de género habida cuenta de que los últimos estudios indican que ha aumentado el porcentaje de chicos jóvenes que manifiestan que la violencia de género “no existe”.

No obstante, un 72,9 por ciento de los jóvenes considera que las desigualdades de género en España son grandes o muy grandes, mientras que entre los hombres adultos los porcentajes se reducen al 42,6 por ciento.

Cruz Roja Española, a través del programa “Mujeres en dificultad social” ha atendido en 2021 a cerca de 61.000 mujeres que precisaron atención especializada. Esta acción apoya a las víctimas de diferentes violencias, sin redes de apoyo familiar o social, con hijos o hijas bajo su responsabilidad, con discapacidad, jóvenes, mayores de 65 años, migrantes, refugiadas, residentes en entornos rurales, en contextos de explotación sexual y de prostitución.

Entre las respuestas que ofrece la Institución se encuentran los dispositivos de acogida temporal, alojamientos, centros de emergencia y casas de acogida para víctimas de violencia de género a los que recurren anualmente unas 1.500 mujeres y sus hijas e hijos. Además, cuenta con el recurso estatal de la Delegación de Gobierno contra la Violencia de Género, el servicio ATENPRO, teléfono de atención y protección para víctimas de violencia de género prestado por Cruz Roja que atiende cada año a unas 23.000 mujeres.

 MÁS RECURSOS

Los niños y niñas y adolescentes también se ven afectados como hijos e hijas de las víctimas. Por ello se trabaja con ellos y ellas para fomentar su participación social a través de talleres en el marco del proyecto “Alzando la voz”.

Por otro lado, la Unidad de Trata de Cruz Roja Española trabaja para contribuir a proteger a las personas en trata. En 2021 acompañó a 1.308 mujeres. Además, el proyecto “Espacio Propio”, de Cruz Roja Juventud, propicia la creación de espacios seguros para mujeres en contexto de ocio. En 2021, 51.433 personas se beneficiaron de las actividades de esta acción.

Además, la Institución desarrolla intervenciones estratégicas para abordar la desigualdad estructural de género. Siendo el empleo una dimensión clave para poder salir de las situaciones de violencia, se ponen en marcha iniciativas para mejorar la empleabilidad de las víctimas de violencia de género. Así, desde los servicios de empleo de la Institución se atiende a más de 1.000 víctimas de violencia de género al año, de las cuales 1 de cada 2 encuentran trabajo.

Cruz Roja también trabaja a través de diversas iniciativas con mujeres mayores que han sufrido situaciones de maltrato y también con mujeres y niñas migrantes y refugiadas.