Charo-Cordero.jpeg

 

Badajoz, 6 de mayo. El presidente de Cruz Roja Española en Extremadura, Jesús Palo Tiburcio, ha inaugurado este viernes, 6 de mayo, en Plasencia las I Jornadas en Extremadura sobre Atención Integral a Mujeres con Adicciones, un foro único que nace, ha indicado, con la vista puesta en su continuidad en el tiempo.

Palo Tiburcio ha señalado que este foro posiciona a la Institución como referente en la atención a las mujeres que tienen algún problema de adicción, al tiempo que ha recordado que Cruz Roja en Extremadura ya fue pionera en este ámbito con la inauguración hace ya un año de la Comunidad Terapéutica Charo Cordero.

En este sentido, el presidente de Cruz Roja en la comunidad ha valorado la labor realizada en este tiempo por trabajadores y trabajadoras y por el voluntariado de la Institución, a la vez que ha recordado que la Institución, que conmemorará el próximo domingo su Día Internacional, ha sabido adaptase siempre a las necesidades de la ciudadanía partiendo de una premisa clave que ha permanecido inamovible desde su creación por Henry Durant: aliviar el sufrimiento de los más vulnerables.

El presidente de Cruz Roja en Extremadura ha señalado que este tipo de foros son imprescindibles para analizar temas complejos, como el tratado, desde la calma y el sosiego y, además, desde la necesaria perspectiva de género. Por ello, ha agradecido la colaboración y trabajo de la directora de la Comunidad Terapéutica Charo Cordero, Lidia Regidor; la secretaria técnica de Drogodependencias del Servicio Extremeño de Salud, Pilar Morillo; y la presidenta de la Asamblea de Extremadura, Blanca Martín, quien ha sido la encargada de pronunciar la ponencia inaugural de estas jornadas.

El encuentro ha contado también con la participación del alcalde de Plasencia, Fernando Pizarro, y el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta de Extremadura, José María Vergeles.

Tras la ponencia inaugural impartida por la presidenta de la Asamblea de Extremadura se han desarrollado tres mesas de debate para analizar el impacto de la Covid-19 en la mujer consumidora, la situación de las mujeres en presión y las adicciones y la salud emocional y las adicciones en las mujeres y sus familias.

En este foro han participado trabajadoras y trabajadores de la Institución, así como voluntarias y voluntarios y mujeres que residen en la actualidad en la Comunidad Terapéutica Charo Cordero.

Fotografa-2.jpg

 

Badajoz, 22 de abril. Un total de 163 voluntarios y voluntarias de Cruz Roja en Extremadura ha colaborado en las últimas semanas en la atención a las personas refugiadas procedentes de Ucrania.

Además de la atención a la emergencia provocada por el conflicto en lo relativo a la prestación de ayuda humanitaria, el voluntariado de la Institución acompaña a quienes han decidido permanecer en la comunidad para facilitar su proceso de adaptación.

En España, son más de 3.500 personas voluntarias las que han dado atención a los y las personas refugiadas, desde la primera atención y cobertura de sus necesidades básicas de alimentación o alivio emocional, hasta los traslados hasta los recursos de alojamiento, asistencia jurídica o ludoteca para menores.

Son 18 los proyectos que Cruz Roja tiene en marcha para dar respuesta a todas las necesidades que se han detectado en la población desplazada. A día de hoy, Cruz Roja ya trabaja en la integración de la población llegada de Ucrania. Colabora en la identificación de viviendas para que puedan pasar a una fase de mayor autonomía en un nuevo barrio en el que se les ayuda a crear nuevas redes de contacto. También el voluntariado de la Institución se preocupa del largo plazo de la estancia de las personas que han salido de Ucrania con planes de inserción que incluyen el aprendizaje del idioma o los planes de empleo específicos, sin dejar a un lado las ayudas directas o sociales que necesiten.

LA PRIMERA ATENCIÓN

La antelación en la preparación de Cruz Roja de recursos y organización de posible voluntariado en el mes de febrero, ha permitido optimizar la respuesta y estar en activo para todos los escenarios que pudieran ser posibles. Ejemplo de ello ha sido que 200 personas de habla y origen ucraniano que estaban prestando su ayuda desde el momento en que escaló el conflicto en Ucrania. A las 390 personas identificadas con este mismo perfil, se suman las 900 que hablan ruso, también en activo o preparadas para su activación.La primera acogida es clave, también en lo relativo a explicar y comprender por parte de las personas refugiadas cómo funciona el Sistema de Acogida e Integración, dependiente del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Es, además, esencial, tener en cuenta el impacto emocional que supone cualquier trayecto migratorio, especialmente en contextos de crisis. Por eso, el voluntariado de Cruz Roja apoya también estas necesidades de acompañamiento.

Cruz Roja ha recibido numerosas solicitudes de personas interesadas en formar parte de la Institución, las cuales se preparan para poder incorporarse, si fuera necesario, en el corto o largo plazo. Son más de 4.000 las personas voluntarias de nueva incorporación a Cruz Roja y más de 50.000 horas de dedicación las que ya se han consumado en estas primeras semanas de emergencia.

Fotografa-1.jpg

 

Badajoz, 6 de abril. El voluntariado de Cruz Roja en Extremadura ha atendido a un total de 1382 personas refugiadas procedentes de Ucrania desde que el pasado 5 de abril, cuando la Institución puso en marcha el primer dispositivo para facilitar el tránsito hacia quienes deseaban llegar a Portugal.

A esta primera acción, se sumó después la apertura de un albergue para pernoctar y continuar el viaje en Badajoz y la puesta en marcha de otra instalación de acogida en la localidad pacense de Olivenza.

Durante este tiempo 118 voluntarios y voluntarias de la Institución han atendido a personas de 36 nacionalidades distintas, principalmente ucraniana. De todos ellos, 250 han sido menores de edad.

Del total de las 1382 personas a las que el voluntariado de Cruz Roja en Extremadura ha prestado ayuda humanitaria, 1153 han sido atendidas en tránsito para facilitarles su viaje hacia el país vecino y 229 han pernoctado en el albergue de Badajoz para continuar su trayecto.

Además, 29 personas han sido trasladas a las instalaciones de acogida de Olivenza y derivadas al Sistema de Protección Internacional.

ATENCIÓN EN ESPAÑA

En España, más de 33.000 personas ya han sido atendidas en todo el territorio nacional en este primer mes de conflicto, y cerca de 11.000 han sido alojadas en recursos gestionados por la Institución. Para hacerlo posible, Cruz Roja ha movilizado a más de 2.100 personas voluntarias que participan en tareas de logística, traducción, cobertura de las necesidades básicas, información jurídica o atención a la infancia, entre otras.

Desde que escalara el conflicto, más de 250 también han solicitado el servicio ‘Restablecimiento del contacto familiar’, una herramienta que trabaja en colaboración con todo el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja para poner en contacto a personas que, en este caso por la situación en Ucrania, lo han perdido.

Del mismo modo, cerca de 9.000 personas han solicitado de manera telefónica o vía redes sociales algún tipo de demanda informativa o de asesoramiento en este contexto, y más de 6.100 han sido trasladadas por equipos de Cruz Roja desde los puntos de llegas más habituales hasta los destinos en los que pernoctan o se alojan.

En cuanto a los niños y niñas, son más de 4.300 los que han podido evadirse de esta situación con las actividades de entretenimiento de Cruz Roja Juventud y sus Equipos de Sensibilización e Información en Emergencias, quienes, además, atienden sus demandas adaptando la respuesta a su edad y necesidades, y les informan de manera sencilla lo que está ocurriendo si lo necesitan.

 RESPUESTA INTERNACIONAL

Cruz Roja Española ha desplegado a 16 personas para participar en la respuesta coordinada del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. Entre las tareas que realizan, se encuentran las logísticas, las de coordinación, la gestión de voluntariado, la coordinación de distribuciones, la protección e inclusión de género, además de las sanitarias a través de su ERU (Unidad de Respuesta en Emergencias) de Salud. Se encuentran en Ucrania, Polonia, Hungría y Moldavia.

En remoto desde el país también participa más personal: un equipo para el soporte del desarrollo de un software para la gestión de voluntariado convergente internacional, y otro equipo SIMS Officer, con el soporte al equipo de Gestión de la Información.

Además, se ha realizado ya el envío de 16.000 toldos plásticos, más de 5.000 kits de cocina, cerca de 10.000 mantas y 13.500 esterillas, y se ha dado apoyo directo a la Cruz Roja Ucraniana y la Cruz Roja Danesa, en la región de Chernivtsi, suroeste de Ucrania y frontera con Rumanía. Todo ello ha permitido ya que se hayan movilizado más de 1.200 toneladas de ayuda humanitaria, y se hayan atendido a más de 120.000 personas, de las cuales, 3.800 reciben apoyo psicosocial.

c.jpg

 

Badajoz, 18 de marzo. Cruz Roja Española en Extremadura ha habilitado en la localidad pacense de Olivenza un espacio para la acogida temporal y atención integral de personas refugiadas procedentes de Ucrania.

La Institución tiene ya operativo este dispositivo, con capacidad para 60 plazas, en las instalaciones del albergue de este municipio extremeño, emplazamiento cedido por el Ayuntamiento de Olivenza. En las mismas el voluntariado y trabajadores y trabajadoras de Cruz Roja en Extremadura prestarán una asistencia completa.

Así, tras la recepción de estas personas, se les ofrecerá apoyo sanitario y psicosocial y también asesoramiento, a través de trabajadores y trabajadoras sociales de la Institución y del Consistorio oliventino, para agilizar los trámites relativos a las solicitudes de protección internacional o asilo y facilitarles su rápida integración en las sociedades de acogida.

MÁS DE 800 PERSONAS ATENDIDAS

Por otro lado, la Institución ha atendido desde el pasado 5 de marzo a un total de 816 personas en la comunidad, principalmente en Badajoz, procedentes de Ucrania que se encontraban en tránsito hacia Portugal.

La mayoría de ellas, 799, continuaron su viaje hacia diversas localidades del país vecino y 17 han solicitado aquí protección internacional. De las 816 personas, 535 fueron hombres, 281 mujeres y 93 menores de 18 años.

DSC_0256.JPG

Badajoz, 15 de marzo de 2022. Un total de 59.754 sido atendidas desde la irrupción hace ahora dos años de la pandemia provocada por la Covid-19 en el marco Cruz Roja Responde en Extremadura, un plan de atención integral que comenzó tras la declaración del estado de alarma y que sigue dando respuestas a las necesidades de las personas a las que la epidemia les ha cambiado la vida.

Si durante 2020 fueron las personas mayores que vivían solas o en situación de dependencia con escasa red de apoyo en su entorno inmediato el colectivo que precisó mayor atención, en 2021 han emergido otros perfiles con necesidades diversas como ciudadanos con dificultades para acceder al empleo, autónomos afectados por las restricciones y, sobre todo, familias con menores de edad, sobre todo monoparentales encabezadas por mujeres, con escasos ingresos y dificultades de conciliación, y familias migrantes con situación administrativa irregular o precaria.

En España, han sido 5.279.467 las personas atendidas en el marco de este plan, que se suman a las de la atención habitual de Cruz Roja, y que han requerido de más de 41 millones de respuestas. Son datos extraídos del segundo estudio “El impacto de la Covid-19 en la población atendida por el Plan Cruz Roja Responde”. Este informe indica que, si en el primer año de la pandemia el perfil medio era el de mujeres de 44 años con hijos e hijas a su cargo, este año el 40 por ciento de las familias monoparentales maternas sigue necesitando ayuda, dato sube hasta el 42 por ciento en el caso de las familias monoparentales de mujeres migrantes.

NUEVAS ATENCIONES

Comparándolo con 2020, se ha producido un incremento de las personas que acuden por primera vez a Cruz Roja tras la pandemia. Parejas, cuya situación antes de la pandemia era precaria en términos laborales, ahora son beneficiarias de Cruz Roja. La media de edad es de 44 años, y tienen responsabilidades de cuidado infantil.

Los mayores de 65 años han pasado de ser el 44,5% de las personas atendidas, a representar el 34,9% en 2021, mientras que los jóvenes de entre 18 y 30 años pasan del 5,6% al 13,3% de las personas atendidas, en este grupo muchos desarrollaban, actividades de economía sumergida sin protección social, o con contrataciones de agricultura de temporada o irregulares. Las personas autónomas de la hostelería o el comercio también se han convertido en un grupo importante, ya que los cierres de su única fuente de ingresos durante el confinamiento, la desescalada e incluso la actualidad con las medidas de distancia o los toques de queda, han generado dificultades en personas que contaban con ingresos estables, que además se han endeudado

El 70,6% de las personas atendidas son de nacionalidad española, y lo más frecuente es que tengan estudios primarios (44.3%) o secundarios (35,7%).

La crisis también ha incrementado la exclusión residencial de las personas, que hace que suba el número de personas sin hogar (en Madrid, aumenta la atención hasta en un 250%), así como la vulnerabilidad de mujeres en el ámbito de la prostitución.

SALUD Y EMPLEO

Casi cuatro de cada diez personas atendidas por Cruz Roja RESPONDE se enfrentan a algún problema de modo continuo, siendo la preocupación (26,5%), las dificultades para dormir (19,1%), y la depresión (16,4%) los síntomas más frecuentes.

La situación de las mujeres es peor que la de los hombres, con diferencias de entre 3,2 y 10,1 puntos porcentuales. En el estado de salud físico, también las mujeres acusan peor salud: el 40,5% de ellas define su estado como regular, malo, o muy malo, y el 21,3% afirma que se ha deteriorado en estos dos años de pandemia. Un 17% de las personas encuestadas están afectadas por la llamada ‘fatiga pandémica’, un cansancio a nivel informativo y comportamental relacionado con la COVID-19.

Los jóvenes y adolescentes, más allá de las repercusiones en sus actividades de ocio, en un 53,8% afirman haber visto alterada su vida laboral o estudiantil para peor: el 269% ha visto reducidos sus ingresos, el 22,5% ha quedado en situación de desempleo o le cuesta encontrar trabajo, el 22,1% ha sufrido cambios em sus condiciones laborales y el 8,6% en sus rutinas de clase.

Casi la mitad de los hogares (47,6%) se encuentra en situación de pobreza extrema, y el 76,5% está en pobreza relativa. La carencia material severa afecta al 32,1% de los hogares, y un 11,2% tienen a todos los miembros en edad de trabajar desempleados, o con baja carga horaria. Entre quienes tienen empleo, el 67,3% vive en hogares en situación de pobreza, convirtiéndoles en “trabajadores pobres”; y la tasa de pobreza infantil alcanza el 94,1%. Casi la mitad de los hogares (48%) tiene bastantes o muchas dificultades para llegar a final de mes, y un 24%, algunas dificultades. En los hogares monoparentales encabezados por mujeres la cifra se dispara hasta el 84%.

VIVIENDA Y AMBIENTE FAMILIAR

Los dos años de pandemia han incrementado la denominada como “economía sumergida de la vivienda”, caracterizada por el subarriendo o el alquiler de habitaciones, la ocupación de viviendas vacías sin electricidad ni calefacción, o el arriendo de una vivienda en situaciones de habitabilidad deficitaria.

La pobreza energética acecha los hogares: el 34,3% de las personas atendidas por Cruz Roja RESPONDE afirma no poder mantener la vivienda con una temperatura adecuada los meses fríos, y las previsiones a medio plazo sobre la evolución de los precios podría hacer que esta situación se dilate en el tiempo, e incluso se agrave.

En los hogares de la población atendida se ha detectado un 48,3% de viviendas sin Internet, y un 53,7% de viviendas sin ordenador. Esta brecha digital ha impedido que muchas personas hayan podido acceder a servicios y prestaciones, y como consecuencia de ello, empeora su situación económica y social, acotando sus oportunidades de empleo, vivienda, ingresos, educación o sanidad.

Durante el confinamiento, las mujeres se ocuparon en exclusiva de las labores domésticas, de las de cuidados y de las educativas en el 44% de los hogares; esta situación se agrava en 2021, cuando el porcentaje ha ascendido al 53% de los hogares. Esta situación de desventaja les impide trabajar su empoderamiento o su promoción laboral, y una vez más, la violencia de género está presente con un 5,1% de mujeres atendidas afectadas (más de 5.212 mujeres).

VOLUNTARIADO

Más de 77.400 personas en todo el territorio se han volcado en la ayuda a las personas vulnerables en el marco de actuación del plan Cruz Roja Responde, 2.187 en Extremadura, quienes han ofrecido un total de 162.742 horas de voluntariado.  

Han hecho posible el equivalente a más de 300 años de tiempo de dedicación de acción voluntaria. La mayoría del tiempo, realizado por hombres (1.432.000 horas de acción voluntaria frente a 1.264.000 de tiempo femenino), aunque la mayoría de las personas voluntarias son mujeres (58,85%). A día de hoy, la mayoría son jóvenes, pero inicialmente fueron mayores de 55 años. Con el fin del estado de alarma, el número de voluntarios y voluntarias comenzó a descender hasta estabilizarse.

Cabe recordar que 44.000 personas fueron nuevas voluntarias en todo el país en los tres primeros meses del estado de alarma.

cr.jpeg

 

Badajoz, 10 de marzo. El presidente de Cruz Roja Española en Extremadura, Jesús Palo Tiburcio, ha agradecido este jueves, 10 de marzo, la solidaridad de los extremeños y las extremeñas y la labor de los medios de comunicación de la región, al tiempo que ha recordado que la Institución mantiene todos sus recursos operativos para prestar ayuda humanitaria a las personas afectas por el conflicto en Ucrania.

Palo Tiburcio ha comparecido ante los medios de comunicación en Badajoz, junto con el coordinador autonómico de Institución, José Aurelio González, y el director de la Unidad de Emergencias en la comunidad, Víctor Domínguez, para explicar las últimas actuaciones llevadas a cabo por Cruz Roja en relación al conflicto en Ucrania.

“Transmitimos desde Cruz Roja en Extremadura un enorme agradecimiento a la población de la región por las muestras de solidaridad”, ha indicado el presidente de la Institución, al tiempo que ha recordado que no es posible canalizar la ayuda en especie en la frontera y por ello se han habilitado canales de captación para todas aquellas personas que deseen prestar su ayuda a través de donaciones económicas.

De igual modo, Palo Tiburcio ha destacado el trabajo que están haciendo los medios de comunicación para poder informar sobre esta situación, a quienes ha solicitado colaboración como piezas esenciales en esta emergencia.

LABOR EN EXTREMADURA

El director de la Unidad de Emergencias en la comunidad, Víctor Domínguez, ha explicado que desde el pasado 5 de marzo está en marcha un dispositivo especial conformado por voluntarios y voluntarias de la Institución, en coordinación con la Delegación del Gobierno en Extremadura, para garantizar y prestar ayuda humanitaria a las personas en tránsito en nuestra región que han salido de Ucrania y se dirigen a Portugal para continuar su viaje con destinos a otros países.

Domínguez ha detallado que, en este marco, se ha atendido ya a 400 personas, ciudadanos que han llegado a las estaciones de ferrocarril de Montijo y Badajoz para enlazar con otros medios de transporte para llegar al país luso.

Así, el voluntariado de la Institución ha sido el encargado de recibir a estas personas en las diferentes estaciones, así como quien ha prestado ayuda humanitaria y medios de conexión para que las personas puedan contactar con sus familiares. Además, es el encargado de atender a quienes necesitan pernoctar en el Albergue de El Revellín de Badajoz, cedido por el consistorio del municipio pacense, a la espera de sus conexiones de transporte.

Domínguez ha apuntado que este dispositivo se mantendrá en tanto en cuanto las necesidades permanezcan y ha recordado que la Institución tiene puestos sus recursos a disposición de las instituciones para hacer frente a la situación provocada por el conflicto en Ucrania.

ACTUACIONES CRUZ ROJA

Por su parte, el coordinador autonómico de Cruz Roja en Extremadura, José Aurelio González, ha subrayado el trabajo que está haciendo el voluntariado de Cruz Roja en Ucrania para distribuir alimentos, artículos de primera necesidad, apoyar las evacuaciones y formar a la población en primeros auxilios en el país. Ha explicado que en los últimos días se han sumado más de 1.000 voluntarios a la Institución en Ucrania y ha subrayado que es preciso proteger el espacio para que las organizaciones puedan trabajar en él.

González ha detallado que la Cruz Roja en los diferentes países vecinos de Ucrania está trabajando con las personas desplazadas por el conflicto, a quienes se les facilita acogida y ayuda humanitaria, a la vez que ha apuntado que está también operativo el servicio de restablecimiento de contacto familiar en coordinación con el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja.

De igual modo, ha afirmado que se está trabajando en la ampliación de plazas de acogida en coordinación con el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y las comunidades autónomas y entidades locales.

Primer-envo-ayuda-humanitaria-a-Hungra-Ucrania-4-3-2022-2-1.jpeg

Badajoz, 4 de marzo. Cruz Roja Española ha habilitado canales de captación de fondos para contribuir a paliar las consecuencias del conflicto en Ucrania entre la población civil.

La colaboración de la Institución en Extremadura para hacer frente a una de las mayores emergencias humanitarias en Europa en décadas también se enmarca en esta actuación, que comprende varias vías para canalizar la ayuda a través de la página web www.cruzroja.es/colabora, mediante el envío de SMS con la palabra UCRANIA al 38088 para donar 3,00€, o mediante BIZUM al 33512, además de los canales tradiciones de transferencia bancaria y teléfono 900 104 971.

El presidente de Cruz Roja en Extremadura, Jesús Palo Tiburcio, ha agradecido las múltiples muestras de generosidad y llamadas de ofrecimiento que la Institución ha recibido en los últimos días por parte de instituciones, asociaciones y ciudadanos anónimos de toda la región y ha recordado que desde la comunidad se está trabajando con Cruz Roja Española y el resto de sociedades nacionales.

“En una situación de conflicto, como la que desgraciadamente vivimos, la coordinación debe ser máxima”, ha apuntado Palo Tiburcio, quien ha detallado que la labor está centrada en la actualidad en la asistencia integral y apoyo psicosocial en Ucrania, en el apoyo a las necesidades básicas de la ciudadanía y en la gestión del voluntariado de los países vecinos a través del despliegue de recursos humanos especializados y el envío de artículos de primera necesidad.

Cruz Roja Española no tiene habilitado ningún centro de acopio en el país. “La situación es complicada y hemos de tener presente que hay determinados materiales que no son fáciles de distribuir y otros que no responden a las necesidades actuales de la población”, ha apuntado Palo Tiburcio, quien ha agradecido las muestras de solidaridad ya recibidas y ha emplazado a la población a no hacer acopios de materiales cuya distribución no está asegurada.

De ahí que la mejor manera de colaborar por parte de la ciudadanía sea a través de las vías de captación de fondos habilitada por la Institución.

ENVÍO DE MATERIALES

En respuesta a la solicitud de la Federación Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, Cruz Roja Española ha iniciado este viernes el envío de artículos de primera necesidad: 5.183 set de cocina familiar, 9.900 mantas y 15.985 toldos plásticos para aislar de la lluvia y el frío, valorado en más de medio millón de euros. Estos artículos serán remitidos a Hungría, donde la Federación Internacional ha establecido un almacén regional desde el que se distribuirá a los países afectados en función de las necesidades y junto al resto de artículos que aporten otras sociedades nacionales.

Además, Cruz Roja Española ya ha enviado 25.000 euros de su Fondo de Emergencias a Ucrania, y está colaborando con la Cruz Roja Danesa en la respuesta a las personas afectadas en la región suroeste de Ucrania y en la frontera con Rumanía (distribuciones de artículos básicos de primera necesidad y atención psicosocial).

De manera paralela, se ha desplazado desde Cruz Roja Española una persona como delegada regional de Protección, Género e Inclusión a Hungría para la emergencia de crisis de Ucrania y países afectados, en respuesta a la solicitud de apoyo de recursos humanos especialistas realizada por la Federación Internacional. Del mismo modo, 8 personas voluntarias van a apoyar en remoto la obtención de reportes a través de la sistematización de información secundaria a través de machine learning, y más de 80 personas están disponibles a la espera de otras posibles necesidades a cubrir.  

ACOGIDA

Por otro lado, desde Cruz Española se está trabajando ya en la ampliación de sus plazas de acogida en coordinación con el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, y las distintas comunidades autónomas y entidades locales.

En este sentido, la Institución en Extremadura también ha puesto sus capacidades humanas y logísticas a disposición de las autoridades competentes en materia de asilo y refugio para facilitar la posible acogida de personas.

RECURSOS

Recursos y declaraciones sobre el envío:

https://cruzrojaes-my.sharepoint.com/:f:/g/personal/krysta_hanson_cruzroja_es/Eqyu1Bp10PBDhuHMN5qsf1gBHazY9teT3rWDUZFpUk_fCA?e=F1QgWQ

Declaraciones, recursos y otros sobre estatus y ayuda en Ucrania:

https://forms.office.com/pages/responsepage.aspx?id=-QiRdbPNBEu5dj6bPZrQvqVvMv8-LLREmxVE3SheD59UQUhIV0ZVTlVFQjdDUFQxSUlORFkwT0oyUy4u

carnaval02.JPG

 

Badajoz, 24 de febrero. En torno a 60 voluntarios de Cruz Roja en Extremadura conforman el operativo especial que la Institución desplegará estos días en el Carnaval de Badajoz, fiesta que estrena este año el título de Interés Turístico Internacional y que será una de las primeras que se celebrará sin apenas restricciones por la pandemia.

Esta fiesta moviliza a miles de personas durante cinco días y, por ello, Cruz Roja pone en marcha cada año un operativo especial conformado por el voluntariado de la Institución para apoyar a los servicios de emergencia.

Así, desde este viernes, 25 de febrero, y hasta la noche del martes, 1 de febrero, unos 60 voluntarios y voluntarias de la Institución, entre técnicos, médicos, enfermeros y personal de apoyo, se coordinarán con el 112 de Extremadura y el Ayuntamiento de Badajoz para la respuesta a los incidentes producidos por el carnaval, movilizando hasta 7 unidades en las zonas carnavaleras.

De esta manera, todos los eventos del carnaval contarán en sus proximidades con unidades de Cruz Roja, recursos que se podrán activar a través del teléfono de emergencias 112 o en persona en cualquiera de sus ubicaciones.

Además, durante las noches del sábado y el lunes de Carnaval se dispondrá de un refuerzo extraordinario con tres ambulancias y un Vehículo de Intervención Rápida Será el desfile de comparsas del domingo el que movilice el mayor número de recursos, contando con siete unidades móviles y un puesto sanitario que se instalará en el entorno del Teatro López de Ayala.

Este operativo, uno de los mayores que pone en marcha Cruz Roja en la región, atiende cada año en torno a 300 incidencias, en su mayoría, de carácter leve.

CARNAVAL EN EXTREMADURA

Además del dispositivo en Badajoz, Cruz Roja movilizará recursos hasta en trece localidades para dar cobertura a los actos del carnaval. Así, localidades como Esparragosa de Lares, Montijo, Casar de Cáceres o Jarandilla de la Vera, entre otras, contarán con la presencia de unas 70 personas voluntarias, que velarán por un carnaval seguro, movilizando 17 unidades móviles.

Cruz-Roja.jpg

 

 

Badajoz, 16 de febrero. Cruz Roja Española en Extremadura reforzará la atención que presta a las personas mayores en situación de aislamiento o soledad no deseada gracias al fondo socialmente responsable “Liberbank Solidario” de Unicaja Banco.

La Institución ha recibido un total de 10.301 euros de los recursos obtenidos en 2021 de la cesión de comisiones de “Liberbank Solidario”, un fondo de inversión socialmente responsable lanzado al mercado en noviembre de 2020 por la Fundación Caja Extremadura, entidad integrada en Unicaja Banco.

Fue en esas mismas fechas cuando Cruz Roja Española en Extremadura y la Fundación establecieron una alianza para poner en marcha el proyecto “Contigo, más cerca”, una iniciativa cuya finalidad es atender a las personas mayores de la región que se encuentran en una situación de aislamiento o de soledad no deseada.

Esta acción tiene tres líneas de actuación para reducir la brecha digital y enseñar a las personas mayores herramientas que les permitan aminorar posibles situaciones de soledad. De este modo, el proyecto fortalece competencias relacionadas con la mejora de la red social, acciones de apoyo para la reducción del aislamiento y fomento de la participación. Además, ofrece apoyo terapéutico, acompañamiento y educación para la salud.

En este sentido, el presidente de la Institución en Extremadura, Jesús Palo Tiburcio, ha recordado que en la región más de 200.000 personas tienen más de 65 años, un 21 por ciento de la población, a la vez que ha subrayado en muchas ocasiones las personas de edad se enfrentan a situaciones de vulnerabilidad, dependencia y soledad.

 “Casi la mitad de las personas entre 65 y 74 años que utilizan internet tiene unas capacidades digitales bajas”, ha explicado Palo Tiburcio, quien ha asegurado que ésta se ha evidenciado aún más durante la pandemia y ha añadido que Cruz Roja se ha puesto a trabajar de inmediato para intentar que esta brecha no se convierta en un abismo insalvable.

 UN TRABAJO CONSTANTE

El Área de Personas Mayores, con Discapacidad y Cuidadoras de Cruz Roja atiende a cerca de 10.000 personas al año. Se trata de uno de los departamentos más activos en cuanto al número de personas beneficiarias e intensidad de intervenciones de la Institución, un departamento que, además, ha visto acrecentada su actividad desde el inicio de la pandemia provocada por la Covid-19.

Para hacer frente a esta demanda, el Área de Servicios Tecnológicos Digitales de Cruz Roja ha realizado talleres de adquisición y puesta en práctica de conocimientos básicos tecnológicos con personas mayores. Así, se han entregado tabletas y programado actuaciones para la adquisición y puesta en práctica de estos conocimientos.

Además, se ha creado una red social para compartir experiencias y se ha puesto en marcha un proyecto piloto a través del cual se han distribuido cien dispositivos “Alexa Echo” para analizar y hacer un seguimiento de cómo estos asistentes de voz pueden ayudar a estas personas.

Una de las funcionalidades de este sistema es el fomento del ejercicio físico entre las personas mayores a través de vídeos adaptados a todos los niveles.

“Estamos comprobando cómo la tecnología por voz puede ayudar a las personas mayores y estamos teniendo resultados muy sorprendentes”, ha asegurado Palo Tiburcio, quien ha recordado que durante el confinamiento fue esencial también la labor de apoyo psicoemocional para las personas mayores, que en muchos casos estaban solas en casa.

 FONDO SOLIDARIO

El fondo “Liberbank Solidario” de Unicaja Banco (Clase Fundación Caja Extremadura) invierte entre el 70 por ciento y el 100 por ciento de su patrimonio en otros fondos de inversión que sigan criterios extra-financieros o de inversión socialmente responsable gestionados por entidades nacionales e internacionales.

Este instrumento tiene el objetivo de mantener una volatilidad inferior al 5 por ciento y con un riesgo moderado, según la información recogida en la documentación para los clientes (conocida como DFI). Esta cesión de comisiones ha supuesto un total de 10.301 euros en el ejercicio 2021, que la Fundación ha donado a Cruz Roja Extremadura.